El agua, en el lugar correcto, es nuestro bien más preciado, pero las fugas de agua, en el lugar equivocado en el momento equivocado, pueden dañar un negocio de una manera importante. Lo que parece ser un problema insignificante puede costar millones en lo que respecta a los datos informáticos perdidos, caídas de switches de telecomunicaciones, archivos dañados, obras de arte o almacenes empapados en agua. La seguridad del personal puede verse amenazada, goteras en el techo de los edificios o fuego causado por cortocircuitos eléctricos provocados por el agua.

La detección de fugas de agua se ha convertido en la principal prioridad de muchas empresas y ACTILUZ DETECTA es un líder mundial en el suministro e instalación de equipos de protección. El corazón del sistema Actiluz Detecta-TraceTek es el cable de detección de fugas TT1000 y TT1100-OHP, cada centímetro del mismo es sensible al agua y cuando el agua entra en contacto con el cable, incluso unos pocos mililitros, el sistema es capaz de detectar la fuga y reportar la ubicación (sistema digital). El cable de detección se puede instalar en cualquier longitud, desde unos pocos metros en una bandeja de goteo a cientos de metros alrededor del perímetro de un área de la oficina. Las aplicaciones típicas de los edificios de oficinas incluyen el control de unidades fan-coil alrededor del borde de plantas del edificio, riesgos de plantas superiores, detectores que rodean servicios públicos, duchas, monotorización de fugas en las salas Informáticas, salas de servidores, comunicaciones, baterías, eléctricas, etc

Los cables de detección puede ser controlado por módulos de alarma de bajo coste con simples alarmas audibles y visuales o bien a través de grandes sistemas digitales en red para instalaciones complejas en edificios.

TraceTek ha desarrollado un cable de detección de agua que ha superado los más rigurosos exámenes y ha estado a la vanguardia de la detección durante décadas, protegiendo decenas de miles de ubicaciones en todo el mundo con su tecnología de detección de fugas de agua.

Muchas compañías de seguros están insistiendo ahora en la instalación de este tipo de sistemas de detección, con los que gastando un poco de dinero ahora puede protegerse de un gasto serio en el futuro provocado por situaciones desafortunadas, en muchos casos demasiado comunes.